Cumplir y soñar con Lodosa

No os descubro nada si os digo que las nuevas tecnologías nos ayudan a ordenar nuestra vida, la pública y la privada.

Quienes me conocen bien saben que en mi aplicación para el móvil llevo descargados tres documentos. Dos los llevo desde hace tiempo: el calendario del Club Ciclista para la temporada y el programa electoral con el que LOIU se presentó a las últimas elecciones. El tercer documento lo he sumado recientemente, el PIL (La Ley del Plan de Inversiones Locales que regirá desde 2017 hasta 2019).

Estos tres documentos son actualmente de gran relevancia para mí, y debido a la frecuencia con la que los consulto, me gusta siempre “tenerlos a mano”. Sobre el primer documento, el calendario del club ciclista, no voy a entrar, ya que obedece a mis aficiones en el ámbito privado, pero no podía dejar de enumerarlo porque ciertamente esta ahí,“siempre a mano”. Me permite ordenar mi cabeza y mi cuerpo de manera compartida para estar más fresco para cumplir con mis obligaciones. Si uno está bien, está en mejores condiciones de servir a los demás.

El segundo documento que me acompaña con el móvil es el programa electoral de LOIU para el periodo 2015-2019. Al igual que hice con el programa electoral de LOIU 2011-2015 durante la anterior legislatura, suelo mirarlo muy a menudo. Me sirve para recordar mis compromisos cuando me entran dudas, para presionarme a mí mismo con algunas de las cuestiones pendientes. Y, por supuesto, para marcarme objetivos: “en los próximos meses voy a trabajar sobre esto o lo otro”, o también para ilusionarme con los que hemos realizado: “esto ya esta hecho” me digo. En él, voy viendo temas de lo más diversos, algunos casi “históricos” como el polígono de Cabizgordo, el enlace de la autopista, nuevas parcelas de regadío, la mejora de las piscinas, la promoción de la marca Lodosa, el enlace con el polígono El Ramal, las redes de la Cava, la mejora del centro de salud… Un buen número de cuestiones, la mayoría pendientes de años atrás pero que conviene no perderlos de vista, porque son muy importantes para nuestro pueblo, y necesariamente se han de acometer en más de una legislatura.

El tercer documento, añadido recientemente, es la ley del PIL. Para el común de la ciudadanía esta ley, como otras muchas, pasan desapercibidas, pero para los que estamos gestionando ayuntamientos, es una ley de vital importancia. En ella se contemplan las dotaciones presupuestarias que el Gobierno de Navarra va a destinar a las entidades locales; en este caso 100 millones de euros para los próximos tres años (2017, 2018, 2019), y los requisitos que deben cumplir las solicitudes para las inversiones que se quieran realizar. Desde que soy alcalde de Lodosa, junio de 2011, es la primera vez que desde nuestro Ayuntamiento vamos a poder trabajar en proyectos que pueden llegar a ser financiados a través de este plan de inversiones. Desde luego, tras una legislatura muy complicada desde el punto de vista financiero, esta “novedad” para mí es de gran importancia, sobre todo porque algunos de los proyectos enumerados anteriormente y que citaba del programa electoral de LOIU, tienen muchísimas más oportunidades de convertirse en realidad gracias a la aprobación de esta ley. Y también, no vamos a ocultarlo, porque nuestra Presidencia en la Federación Navarra de Municipios y en la Mancomunidad de Montejurra nos ha permitido estar cerca del diseño y la negociación de esta Ley del PIL. Quedaos con el nombre, que es importante.

Con estos tres documentos “muy a mano”: con los compromisos del Programa, con los “retos” estimulantes que nos permiten soñar con la Lodosa del futuro, y con un “espíritu” tranquilo (al que el deporte me ayuda), que pretende integrar las diferentes formas de querer a Lodosa, nos encaminamos a afrontar los próximos años de gobierno municipal… años especialmente relevantes y ante los que me encuentro, porque no decirlo, especialmente ilusionado. Como me gusta definirlo  “razonablemente optimista”.

Antes de terminar no quiero dejar de mencionar una parte, quizás la mas importante, de la acción municipal que venimos realizando y que es la que queremos; una forma incluyente de hacer política municipal desde la izquierda y el progresismo, sin ataques innecesarios al resto de grupos políticos, que solo generan crispación, y como siempre ofreciendo la “mano tendida”. Esto forma parte de la identidad de LOIU, va en nuestro ADN, y no sabemos ni queremos hacerlo de otra manera.

About Pablo Azcona

Soy alcalde de Lodosa desde 2011. Tengo 37 años. Lo que aquí se puede leer son mis pensamientos y pareceres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.